Memorias de asfalto. Exposición de fotografías en Terminal café


MEMORIAS DE ASFALTOFOTOGRAFÍAS.

EXPOSICIÓN: TERMINAL Café y copas. Junio de 2016 (Valladolid).

La vieja ciudad de viejos suelos de tierra, y en sus barriadas, con solo algunos suelos empedrados, en aceras y calzadas confundidas, dio paso a suelos asfálticos que formaron una gruesa piel de betún. Fue tal su profusión que se constituyeron en los acabados habituales de la mayoría de calles, incluidas las centrales y principales. Epidermis grumosa y viscosa que se va desplegando en extendidos de riegos asfálticos, en caliente (siempre se aplican en verano), en vertidos controlados y precipitadamente esparcidos y nivelados, con palas y rastrillos, por sudorosos peones camineros. Geografía casual de cientos de tonos de grises, casi negros, texturas, rugosidades, fisuras, accidentes con formas invariablemente amorfas y sucesivamente intervenidas. Reparaciones, para nuevas instalaciones, remiendos, parches, rotos y costurones alteran los pavimentos asfálticos para dotarlos de cicatrices, surcos, bandas y otros signos en un “plano plástico” horizontal plagado de relatos y memoria.